¿ Windows o Linux en un Servidor ?

Uno de los errores más habituales es no acertar con el sistema operativo adecuado para las exigencias del proyecto deseamos comenzar.

En este tema, Linux destaca como sistema operativo y plataforma para servidor, ya que es considerado el sistema más fiable, seguro, potente y rápido, y por ello, suele ser la opción más extendida debido a su mayor rendimiento y estabilidad. Salvo que en nuestro proyecto web en concreto vayamos a utilizar herramientas propias de Microsoft, lo normal es decantarse por servidores que utilicen Linux.

Los motivos de que Linux parece obtener tanta ventaja sobre Windows son varios, pero vamos a destacar algunos de los más importantes:

Hardware: Mientras que Windows necesita normalmente de actualizaciones de hardware prácticamente cada año, Linux es escueto en ocupación de disco y tan flexible y escalable como necesitemos. A diferencia del sistema de ventanas, Linux funciona en casi cualquier equipo, teniendo por norma general las distribuciones orientadas a servidores unos requisitos mínimos muy bajos.

Libertad: Si algo aprecian los usuarios es que el sistema no bloqueé según qué servicios por no tener una versión “pro”. A diferencia de Windows, con Linux podremos usar todos sus componentes libremente, además de la multitud de aplicaciones de terceros que hay disponibles en la comunidad Open Source.

Ahorro: Si bien es cierto que existen distribuciones Linux destinadas a servidores que son de pago, la mayor parte son gratuitas.

Seguridad: Hablar de seguridad en una comparativa Linux vs Windows es inevitable. Y es que las vulnerabilidades de Windows son abundantes y de muy lento parcheo, mientras que la comunidad de desarrollo Linux provee un constante soporte a toda vulnerabilidad conocida y en un plazo más que aceptable para tratarse de sistemas que no nos han supuesto inversión.

Estabilidad: Las actualizaciones de Windows en entornos de producción pueden llegar a parar la actividad empresarial durante un tiempo. Esto también forma parte de la estabilidad que ofrecen los sistemas que hoy comparamos. A diferencia de Windows, las actualizaciones en Linux por norma general no suelen requerir reinicio más que del servicio en concreto, no de todo el sistema.

La forma en la que Linux gestiona todos sus procesos difiere tanto de cómo los lleva a cabo Windows, que es sabido que tras un tiempo de uso, los sistemas de Windows requieren una importante optimización porque su rendimiento baja considerablemente. Sin embargo, muchos son los casos en los que podemos ver un servidor que tras años encendido ininterrupidamente, con una antigua distribución de Linux instalada, sirviendo a los clientes como el primer día.

En G2K podemos asesorarte para que puedas saber que sistema es el indicado para tu proyecto o negocio, no dudes en contactarnos https://www.g2khosting.com/contacto

Leave a Comment