Los Bots en las redes sociales.

Un bot no es más que la palabra recortada de robot y se refiere a un tipo de programa autónomo capaz de llevar a cabo tareas concretas e imitar el comportamiento humano.

Pueden diseñarse en cualquier lenguaje de programación, funcionan especialmente en Internet, y las redes sociales son ideales para ellos, interactuando con otros sistemas y usuarios. Son capaces de editar textos, moderar conversaciones, responder preguntas y enviar correos electrónicos.

En un principio eran utilizados en las redes sociales como cuentas creadas por los mismos usuarios para poder publicar cosas que no mostrarían en su cuenta original, por ejemplo, es muy común que las celebridades posean una cuenta paralela para así poder hacer publicaciones sin comprometer su reputación.

Algunos bots cumplen funciones de manera automática determinadas por un programador, por ejemplo: publicar tweets con enlace a algún sitio web, dar Retweet o seguir automáticamente a alguien que mencione alguna palabra o hashtag, lo bots también usan técnicas de arrastre, como seguir muchas cuentas para que estás las sigan de vuelta y así obtener más seguidores.

Las universidades se han dedicado a la caza de bots, la Universidad de Oxford publico un estudio centrado en el porcentaje de actividad de bots que han tenido sendas campañas políticas estadounidenses. Para determinar las distintas actividades se han basado en la tasa de tweets en un día, catalogando como un “alto nivel de automatización” las cuentas que publicaban al menos 50 tweets usando ciertos hashtags.

El problema aquí ya lo aclaran ellos mismos: hay seres humanos que también pueden alcanzar esa tasa de tweets con los hashtags o el tema que sea, o simplemente haciendo retweet de todo lo que pase por su timeline con ello. Por otra parte, también puede dejar de lado los bots que están “dormidos” (en latencia) esperando a ser activados.

No obstante, éste no es el primer intento de identificar bots ni mucho menos por parte de una universidad. Ya en 2011 la Universidad de Texas intentó cazar cuentas automatizadas que se dedicaban a publicar spam, recurriendo a cebos (honeypots) que hiciesen esto mismo (publicar spam) y detectando los retweets que se hiciesen, con el planteamiento de que “ningún humano estaría interesado en ello” e identificando finalmente unas 36.000 cuentas bots.

La Universidad de Indiana en 2011 creo un algoritmo llamado Bot or Not?. Dicho algoritmo analizaba unas 1.000 características de las cuentas, como el número de tweets publicados, respuestas o la longitud del nombre de usuario.

Existen varios tipos de bots, dependiendo de la función para la cual se requiera emplear:

* Testing Bots: poseen múltiples usos, pero mayormente son empleados para probar la interacción de aplicaciones entre varias cuentas.
* Following Bots: su única función es  seguir a otras cuentas para aumentar el número de seguidores y crear una idea de popularidad.
* Traffic Bots: buscan generar tráfico en sitios web, incluso algunos de ellos llegan a clikear en la publicidad mostrada para incrementar la ganancia del dueño del sitio.
* Trending bots: su única función es generar volumen de conversación en relación a un tema específico, con la intención de generar trending topic en la red social.
* Crisis bots: son aquellos que atacan o defienden otras cuentas, en Facebook suelen ser muy utilizados para simular movimientos en contra de una marca buscando crear una idea negativa ante los usuarios.

Luego de conocer los tipos de bots quizás pensará que en realidad se está hablando de los trolls, y es aquí donde muchos se confunden, uno no tiene nada que ver con el otro, ya que este último se trata de una persona real encargada de criticar y atacar de manera sistemática a otras.

Siempre será bueno como usuario de las redes sociales mantenerse atento para poder saber si realmente se encuentra hablando con una persona real.

Leave a Comment