La nube, como los servicios en la nube cambian nuestra vida.

La Nube: Cómo nos cambia la vida

La nube cómo nos cambia la vida

 

La expansión de internet no es una novedad. En sólo décadas el avance tecnológico permitió el acceso a mejor velocidad y los costos de los ISP (Proveedores de Servicios de Internet) han sido reducidos. En este escenario, seguramente todos han escuchado o leído el término “cloud computing” o “cloud” (La Nube).Definimos a la nube, como el procesamiento y almacenamiento de datos en el cual no es utilizado un objeto físico especifico sino que se utiliza la estructura montada en internet, es decir que ya no pensamos en un solo  equipo servidor sino en algo mas grande, un conglomerado de unidades de procesamiento y almacenamiento, tan flexibles que podremos hacer uso de solo una pequeña parte o enormes cantidades de recursos para un diversidad ilimitada de fines.

 

Tipos de nubes:

Público: El cliente contrata y paga únicamente lo que usa. El proveedor es responsable de la seguridad, mantenimiento e infraestructura.
Privado: Ideal para empresas, con una red privada en la cual no comparte recursos y tiene control sobre el equipamiento.
Híbrido: Mezcla lo mejor de los anteriores donde el cliente administra la infraestructura pero la utilización de los recursos es pública. Es más económico que el privado.
Gratuito: Es el tipo de servicio que impulsó el término de la nube. Hoy por hoy, los más relevantes son Google Drive, SkyDrive, Dropbox y el recientemente lanzado Mega.

Como ventaja principal todas poseen la escalabilidad. Antiguamente, si queríamos expandirnos era necesario adquirir un disco con mayor capacidad o cambiar el procesador del equipo. Hoy simplemente se agregan recursos, los cuales están disponibles para su uso de forma inmediata.
Otra de las ventajas fundamentales es la posibilidad de compartir de manera sencilla e instantánea el mismo contenido con uno o múltiples usuarios. Además, brinda la posibilidad de ejecutar aplicaciones desde el lado servidor, sin la necesidad de tener instalado nada de forma local (ej: escritorios remotos). Por último, dependiendo de nuestro servicio o trabajo, se verá reducido el consumo energético drásticamente, lo que a resumidas cuentas, repercutirá favorablemente la contabilidad.

Las empresas proveedoras de servicios de alojamiento web más modernas, y que ya se encuentran especializadas en implentar los distintos tipo de nubes ofrecen lo que se conoce como cloud hosting. Brindar este tipo de servicios implica usar las ventajas ya citadas del cloud computing para montar sobre ella soluciones especificas que todos nosotros utilizamos a diario, en pocas palabras software como servicio ( software as a service, SaaS).

Ventajas del cloud hosting

  • Autogestión: El cliente decide qué infraestructura utilizar.
  • Escalabilidad: Según la necesidad y de forma instantánea se puede ampliar el servicio.
  • Seguridad: El proveedor es quien monitorea con un nivel mayor la seguridad de los contenidos del cliente.
  • Económico: No necesita ningún tipo de infraestructura o mantenimiento.
  • Accesibilidad: Lo único que se necesita es conexión a internet y un navegador web o aplicaciónes.
  • Rendimiento: El proveedor trabaja con un único software de servicio que brinda un tiempo de respuesta reducido.


Futuro

En el futuro cada vez mas partes de nuestras vidas estarán en la nube, sobre todo datos en forma de información, nos despreocuparemos del riesgo de olvidarnos nuestro querido pendrive en el bolsillo del jean que fue debidamente lavado y enjuagado por un temerario lavarropas, confiaremos en la Nube y que nuestra información esta segura en ella.

El acceso a dicha información alojada se hará desde los mas diversos dispositivos:
Para cerrar el tema, pensemos cómo podría ser un uso cotidiano en un futuro cercano. Imaginen una reunión de amigos en la que desde la pantalla táctil de la heladera, puedan acceder a pedir y efectuar  delivery de pizza, sin la necesidad del imán, llamado teléfonico o billeteras de por medio.

 

Download en PDF

Leave a Comment