Green IT.

El Green IT es un conjunto de buenas prácticas que tienen como objetivo usar de manera eficiente los recursos IT para minimizar el impacto ambiental de la actividad y reducir el consumo energético, algo que se consigue, entre otras cosas, realizando una gestión eficiente de los recursos e infraestructuras para garantizar que se maximiza su uso y ocupación para aprovecharlos al máximo y evitar esos “ciclos ociosos” en los que consumimos energía y, sin embargo, no estamos usando los sistemas.

¿Y en qué sentido nos puede ayudar el Green IT? ¿Qué podemos hacer para optimizar el consumo energético de nuestros sistemas? Entre las prácticas habituales podemos encontrar las siguientes:

La virtualización, tanto de servidores como de escritorios

Optimización del puesto de trabajo: apagado remoto de equipos fuera de horas de trabajo, uso de terminales ligeros, apuesta por la documentación en formato electrónico reduciendo la impresión, etc.

La adopción de servicios en la nube, es decir, el cloud computing

La optimización de los centros de datos: construcciones eficientes, consolidación y agregación de centros de datos, adopción de servidores mucho más eficientes, etc.

Cada vez es más habitual ver proyectos de consolidación de centros de datos en los que se reduce el número de servidores físicos para apostar por la virtualización y la visión del centro de datos como un pool de recursos compartidos que se pueden utilizar de una manera flexible y eficiente.

Quizás, el Green IT nos pueda parecer algo lejano y demasiado teórico, sin embargo, es una realidad que han abrazado muchas empresas de todo el mundo. Por ejemplo, la industria energética ha sufrido una transformación enorme con el paso del tiempo y los modelos contaminantes han ido desapareciendo. ¿Qué está pasando con las grandes plantas o fábricas que se están desmantelando? En la mayoría se están edificando proyectos diferentes o relacionados con energías renovables. En Alabama nos encontramos con un caso reciente muy interesante.

Dando una nueva vida a la central térmica Google ha decidido construir su próximo centro de procesamiento de datos. Será el séptimo en Estados Unidos y el catorce en todo el mundo. Este futuro datacenter tiene un par de singularidades: se va a construir sobre una central térmica de carbón que en su día fue bastante polémica y funcionará con energías renovables por completo
La inversión que hará Google será de 600 millones de dólares y servirá para crear 100 nuevos puestos de trabajo en la zona. Este proyecto es algo único para los de Mountain View ya que es la primera vez que edifican sobre una antigua zona industrial y esperan utilizar parte de las infraestructuras para garantizar el suministro eléctrico.

El objetivo, es conseguir que funcione con energías renovables al cien por cien y que el impacto en el medio ambiente sea mínimo. Un desafío muy grande si tenemos en cuenta que este tipo de centros necesitan energía a todas horas y que el consumo no es pequeño.

El Green IT es un concepto muy amplio que tiene su aplicación en todo tipo de empresas (independientemente de su tamaño), administraciones públicas e, incluso, cualquier ciudadano que sea usuario de dispositivos y servicios tecnológicos porque, entre todos, podemos contribuir a preservar nuestro planeta a la vez que, desde el punto de vista económico, podemos obtener importantes ahorros en nuestros costes operativos.

 

 

Leave a Comment