El auto del futuro toma forma

La feria CES de Las Vegas no solo tiene como protagonistas a las empresas tecnológicas. Desde hace años, las automotrices se llevan gran parte de las miradas, pero 2015 marcó un punto de inflexión debido a los avances que se dieron a conocer.

Uno de los prototipos más ambiciosos de la muestra electrónica viene del fabricante alemán Daimler, que puso a circular un Mercedes-Benz F 015 eléctrico en las calles de Las Vegas sin un conductor: los cuatro ocupantes podían conversar cara a cara y dejar el trámite del manejo en manos de una computadora a bordo.

Pero la interactividad se extiende más allá del vehículo en sí: el coche puede proyectar un cruce de peatones para ayudar a las personas a cruzar la calle de forma segura.

BMW mostró un sistema que permite recrear lo que sucedía entre Michael Knight y Kit en la serie de TV protagonizada por David Hasselhoff: hizo que su vehículo se acercara al dueño luego de que este se lo ordenara mediante un comando de voz a través de un reloj.

“Pasame a buscar”, ordenó un ejecutivo de la empresa a su reloj y el auto arrancó, se condujo solo y llegó hasta su dueño.

El surcoreano Hyundai introdujo un reloj basado en el sofware Android que se conecta al sistema del coche para encender o apagar el motor, abrir o cerrar las puertas o ayudar al conductor a localizar su vehículo en un estacionamiento.

Un nuevo cerebro
Una de las muestras de cómo las alianzas entre la industria automotriz y la tecnológica toman forma se verá en la segunda mitad de 2015, cuando diversos fabricantes comiencen a emplear dos sistemas presentados por Nvidia.

El primero es Drive PX, para desarrollar recursos de piloto automático, y el otro Drive CX, que crea sistemas de cabina digitales.

Con entradas para 12 cámaras de alta resolución, Drive PX puede no solo encontrar espacio y estacionar el auto de manera autónoma sino también distinguir entre peatones, ciclistas, vehículos y distintos tipos de automóviles.

Drive CX es una combinación entre software y hardware, es decir, entre pantallas y programas para alimentar esos displays.

Ya sea que se trate de proyectar una película, abastecer de información al GPS o los indicadores del tablero, el sistema de Nvidia convierte en 100% digital la interacción con el vehículo.

Es capaz también de brindar una visión de 360 grados, lo que resuelve el problema de los puntos ciegos o incluso puede reemplazar por completo el espejo físico con uno digital inteligente.

Moverse sin miedo

Las empresas automotrices y tecnológicas presentes en la feria de Las Vegas expusieron las cosas que se pueden hacer, aunque no parece que el público esté listo para estos productos.

Mientras Google trabaja en un vehículo totalmente autónomo, otros fabricantes tienen un acercamiento más gradual y se limitan a implementar tecnologías para estacionar el coche y evitar accidentes de forma automática.

“Tenemos lo que sabemos que se puede hacer a nivel técnico y lo que el público está dispuesto a aceptar”, dijo Guillaume Devauchelle, vicepresidente de la firma francesa de autopartes Valeo.

La noción de un vehículo totalmente autónomo “asusta”, dijo Devauchelle: “Lo que estamos intentando hacer es ir construyendo la confianza (del consumidor) a través de funciones que son simples y más económicas”.

Valeo hizo una demostración en la que llevó a algunos periodistas a dar una vuelta por Las Vegas en un Volkswagen Passat equipado con su tecnología Cruise4U, que permite al conductor usar el piloto automático para el manejo del volante, el acelerador y el freno, así como para evitar colisiones.

Valeo calcula que esta clase de sistemas estarán en el mercado para 2017, pero según Devauchelle tomará varias generaciones de vehículos llegar a situaciones de conducción más complejas.

Mientras, Audi usó su prototipo para navegar 900 Km desde el norte de California a Las Vegas.

Ford promociona su automóvil “semiautónomo”, que da asistencia en algunas funciones.

“Ya estamos fabricando y vendiendo vehículos semiautónomos que usan software y sensores para estacionar en espacios tanto paralelos como perpendiculares al coche, que ajustan la velocidad en función del flujo del tráfico o que aplican los frenos en una emergencia”, dijo Raj Nair, jefe técnico de Ford.

Leave a Comment