Feria de teconología, CES, cumplió 50 años

En sus comienzos, año 1967, sólo había  había tres productos: televisores, radios y fonógrafos. En esta nueva versión de la feria mega techie, estuvieron presente gigantes como Samsung, Intel, Dell, LG o Huawei, entre otros, hasta el arribo de Xiaomi empresa china dedicada al diseño, desarrollo y venta de teléfonos inteligentes, apps y otros productos electrónicos (que únicamente vende por Internet), y la presencia de las automotrices como Ford, BMW y Mercedes Benz. También participaron de manera entusiasta pequeñas start-ups, universidades y emprendedores.

Los fabricantes de televisores se dedicaron a presentar modelos más interesantes e innovadores. Los televisores de Samsuung y LG son más delgados que un dedo, con resoluciones 4K. Más allá de sus bondades tecnológicas, lo que sorprende de estos televisores, es que colgados en una pared parecerían un cuadro.

Este año, también fue de los coches, antes sólo dominaba la escena Ford, pero en el CES 2017 pudimos ver a BMW, Honda, Hyundai, Toyota, Nissan presentando lo que para ellos será el futuro de los coches: autónomos (conducidos por un asistente virtual) y eléctricos. Y también Honda sumo la moto que puede mantener el equilibrio por sí sola.

Siguiendo con los autónomos, dijeron presente los Robots: Hub Robot de LG, que puede conectarse a otros dispositivos de la firma y así controlar diferentes aspectos del hogar.

Intel presentó su nuevo Compute Card, una PC portátil tan pequeña que su tamaño se compara a varias tarjetas de crédito apiladas. La idea de Intel es que el Compute Card sea una especie de PC modular, que se pueda usar en productos del hogar y el Internet de las cosas. Con esta PC se podría actualizar el sistema de una heladera inteligente o un televisor sin necesidad de cambiar el dispositivo completo.

La industria también llama a los gamers. Para ellos Acer, presentó un ordenador “portátil” con una pantalla curva de 21 pulgadas, 64 GB de memoria RAM. Eso sí,  su costo base es de 9.ooo dólares…

Y por su parte, Razer sorprendió con un proyector que amplía la imagen de una pantalla tradicional en toda la pared y una computadora portátil con tres pantallas de 17″ que se esconden en la tapa superior.

Quien merece un capítulo aparte por su participación (cumplió como norma casi de protocolo) con el interés de los temas más innovadores fue AMAZON: drones y realidad virtual. El gigante  no estuvo presente de manera formal, sino a través de su asistente virtual, Alexa, que está integrado en más de una docena de productos presentados durante la feria. LG presentó un robot que puede ser controlado usando el asistente de Amazon. LENOVO se lució con un asistente inteligente para el hogar que se basa en este sistema, Westinghouse y Seiki que funcionan con Alexa; la escoba robot de Samsung puede ser controlada, también, usando la voz gracias a este asistente virtual.

Xiaomi, que tuvo por primera vez un stand propio en la CES. Mostro un nuevo dron llamado “YI Erida”, capaz de alcanzar los 120 kilómetros  por hora y grabar en 4K.

Para Samsung, luego de su mutis por el foro, esta fue la  primera aparición de la compañía sur coreana, desde el grave incidente de las baterías explosivas del Samsung Note. Sus modelos serán resistentes al agua y al polvo bajo la norma IP68, en línea con los modelos S7 y S7 Edge. Tendrá un cuerpo metálico y estará disponible con una pantalla de 5,7 pulgadas, batería de 3600 mAh y cámara de 16 MP en el modelo Galaxy A7. LG confirmó algunos equipos de gama media ampliando la línea K. Asus, la corporación de hardware y robótica de la Republica China, lanzará el teléfono ZenFone AR, un dispositivo que ofrece soporte para la tecnología de realidad aumentada de Google Tango.

Este año, la evolución de la tecnología tuvo un capitulo para los nostálgicos, para ellos, para los que aun extrañan el teclado QWERTY, aunque el resto del mundo haya decido olvidarlo, BlackBerry presento su nuevo Smartphone con teclado físico, y prometió modificaciones al Android estándar para sumar funciones corporativas y más seguridad. Y también apareció la máquina de escribir  del siglo XXI, Freewriter. Sus creadores aseguran que ofrece un entorno libre de distracciones para quienes necesitan concentrarse y olvidarse de Facebook, el mail y la tentación infinita de la web, pero que a la vez, requieren poder guardar su trabajo; además, tiene conectividad WiFi.

Entre tantas innovaciones que no pueden esperar, aparece la conexión entre personas y dispositivos que nos hacen reflexionar: ¿Cuánta gente puede considerar útil grabar con lujo de detalles el interior de su boca, como el cepillo  que presento Kolibree, con inteligencia artificial? ¿O el cepillo de Loreal que te avisa si tu pelo está dañado?

De lo que no hay dudas, es que celebrar 50 años demuestra la fuerza adquirida por la tecnología, y de acuerdo a los productos presentados en esta versión del CES 2017, casi todo en nuestras vidas estará conectado, desde el cepillo de dientes hasta
nuestros zapatos.

Leave a Comment