Argentino inventa sistema contra los “abrevalijas”

Bluesmart es una maleta inteligente que puede ser controlada -desde el celular- durante el viaje. Entre otras funciones, se puede abrir y cerrar desde el teléfono, así como también cargar otros dispositivos. Cuánto cuesta y quiénes son sus ideólogos.

La mafia de los “abrevalijas” le ha dado más de un dolor de cabeza a los viajeros argentinos, que ahora tendrán una solución al alcance de la mano gracias a la ingeniosa creación de un grupo de emprendedores: Bluesmart, la primera “maleta inteligente” que puede ser controlada desde el teléfono celular

Fue presentada ayer en Nueva York y presenta como principal novedad la posibilidad de controlar su ubicación y peso, abrirse y cerrarse con un click, además de recibir notificaciones de los viajes realizados. Todo a través de una aplicación que se instala en el teléfono.

Como si fuera poco, gracias a una batería interna permite cargar otros dispositivos durante el vuelo. Tiene un chip, GPS y sensores que se comunican vía Bluetooth con el celular y la red. Así, si se pierde, podremos localizarla gracias a su sistema de posicionamiento.
Su precio inicial es de u$s195 y se puede comprar desde Indiegogo -una plataforma de financiamiento para emprendedores-, aunque sus propios creadores advierten que el precio real, una vez que se estabilice en el mercado, alcanzará los 450 dólares.

El equipo de argentinos lo lidera Tomi Pierucci, cofundador de las empresas Little Blue y Big Blue en la Argentina. Ahora vive en Hong Kong. Lo completan Martín Diz, oriundo de San Martín de Los Andes pero radicado en Nueva York, donde realiza un doctorado en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de Buffalo; el ingeniero industrial Alejo Verlini y el tucumano Diego Sáez Gil, creador de WeHostels.

Juntos patentaron el invento en los Estados Unidos y, un año después, salieron a buscar financiamiento. Mal no les fue: en las dos primeras horas recaudaron 50 mil dólares a partir de compras por adelantado. Un éxito que promete tener un techo muy alto.

Leave a Comment